VIDRIO SUSPENDIDO

El vidrio suspendido es un sistema en donde el soporte es provisto por conectores de estabilización como tensores, costillas de vidrio o pilares de acero, que se ubican adosados a la superficie de vidrio mediante herrajes estructurales llamados arañas.

La araña consiste en una cruz de metal con un barreno al centro para ser conectada al sistema estructural. En cada extremo de la cruz o patas lleva soportes que reciben el tornillo de fijación al cristal y lo conectan a un soporte elástico. Este soporte es el que permite que cuando el cristal reciba cargas de vientos fuertes, se flexione y por lo tanto reduzca sus esfuerzos.

Puesto que el vidrio suspendido no transmite esfuerzos de un cristal a otro, se amplían las posibilidades arquitectónicas con superficies de cristal templado en grandes dimensiones y variedad de formas, como inclinadas, domos, curvas, esféricas o libres, aplicadas a techos, paredes o pisos.

Este sistema es la solución ideal para grandes espacios abiertos. Las fachadas pueden estar sujetas a una estructura metálica o puede ser auto portante.

La fachada de vidrio suspendido actúa como una sola unidad, anclada de la estructura superior del techo, entrepiso y desde el piso. Provee claridad, protección a los elementos del clima y es además una pared estructural.

Los espesores de vidrio templados a utilizar son de 10 y 12 mm y la medida de los paneles fijos varía según la modulación o diseño de la fachada.

Vidrio suspendido
Vidrio suspendido
Vidrio suspendido
Vidrio suspendido

Contacto

TELÉFONOS:     +54 11 4729-9465    +54 11 4722-3895
presupuestos@frentesintegrales.com.ar
info@frentesintegrales.com.ar